top of page

Dios te ama

Esta situación tan difícil que se presenta en este momento de la historia nos ha tocado a todos en lo más profundo de nuestro corazón de una manera o de otra. De pronto todo lo que dábamos por seguro se ha tambaleado y nos ha dejado en el mejor de los casos en la incertidumbre, la duda, el miedo pero para otros incluso ha significado un gran sufrimiento y dolor.

Al igual que a todos, esta situación me ha llegado a lo más profundo. En un primer momento el miedo, la angustia y la incertidumbre se apoderaron de mi y como una salida desesperada me refugié en lo único seguro que he conocido en mi vida: Dios. Dios siempre ha estado presente en mi vida, desde muy joven supe lo que era experimentarlo en carne propia pero de un tiempo acá, las preocupaciones, el ruido y la prisa de la vida diaria habían convertido mi relación con Él en algo de todos los días, había caído en la rutina y sin darme cuenta había olvidado lo más importante que estoy total y profundamente enamorada de Él, encarnado en la figura de Jesús. Había olvidado lo que es sentirlo vivo latiendo en mi corazón todo el tiempo y llenándome de una alegría y paz que no tienen comparación. Hasta que la situación me obligó a detenerme por completo pude darme el tiempo de recuperarlo.

Y es que Dios es paciente y me busca siempre, como el Buen Pastor corre a buscarme cuando me le pierdo. Esto ha sido una realidad en mi vida desde hace mucho tiempo pero nunca lo había compartido abiertamente porque como a muchos, me daba pena. Hoy no es popular hablar de Dios, tal vez alguien se ofenda o alguien piensa que se me zafó un tornillo o algo parecido pero en medio de tanto dolor ¿cómo no compartir la fuente del consuelo eterno? Cuando Dios se hace presente se entrega por completo y se desborda y no hay más remedio que compartirlo.

Si creen que escribo bonito o estoy inspirada quiero que sepan que yo no tengo mérito en esto. Yo no quería hacerlo, por años he escrito muchas cosas que no he compartido, porque a fin de cuentas no soy escritora, jamás me he preparado para escribir, pero Dios se vale de sus discípulos más humildes y sencillos. Me he resistido mucho pero cuando Dios se propone algo no descansa hasta conseguirlo, yo soy sólo un instrumento imperfecto y descompuesto en sus manos.

Hoy no escribo para mí, escribo para TI que hoy estás leyendo esto, ni por un momento creas que es casualidad, escribo por que Jesús quiere que sepas que te ama, que eres su hijo o hija preferido que te lleva en el corazón y sufre, padece, late VIVE a tu lado. Si te sientes solo, triste, angustiado, asustado no importa Él está contigo. Quiere que sepas que incluso no importa si no crees en ÉL porque ÉL cree en ti; que no importa si te has alejado porque ÉL no se ha apartado nunca y lo único que necesita es que TÚ le des permiso de entrar a tu corazón y lo único que quiere es que te dejes amar por ÉL y que lo ames para que conozcas la felicidad completa. El dolor, los problemas, los sufrimientos seguirán existiendo pero ÉL te ayudará a vivirlos y superarlos y te dará mucho más de lo que has soñado y esperado.

250 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Renacer

Publicar: Blog2_Post
bottom of page