top of page

Sigue tu estrella

Un nuevo año empieza y todo el mundo habla de propósitos, de planes, de comienzos pero tal vez tú te sientas especialmente cansado, tal vez el año que terminó no fue lo que esperabas, tal vez te dejó cargas pesadas que te robaron el ánimo y el entusiasmo y eso te lleve a cuestionarte si en realidad hay algo que comenzar o si vale la pena hacerlo. ¿Cómo pedirle a un corazón roto y cansado que vuelva a empezar?

Ante estas situaciones que conozco bien, me gusta imaginar y hoy vienen a mi mente los Reyes Magos, esos personajes que todos conocemos y que tantas ilusiones nos trajeron en otros tiempos. ¿Cómo serían ellos antes de ver la estrella? ¿qué los llevó a hacer semejante locura? Viajar por mucho tiempo, por un camino desconocido, sin saber exactamente a donde iban ni que buscaban simplemente siguiendo una estrella.

Conociendo la naturaleza del corazón humano e imaginando un poco posiblemente ellos, cada uno por su lado, se habían resignado a su destino pensando que ya no tenían a donde ir, que ya no había nada que esperar, cuando la estrella apareció. Yo creo que estuvo ahí por un rato sin que la notaran y seguramente la primera vez que la vieron no le dieron importancia, simplemente era una estrella más, pero algo pasó, algo les hizo notar que no era así, esa estrella era diferente. Yo creo que no le hicieron caso enseguida, tal vez les dio miedo y prefirieron ignorarla por un tiempo, pero en algún momento su persistencia reveló a su corazón que debían seguirla. Tal vez no fueron los únicos que la vieron, pero si fueron los únicos que decidieron no rendirse a la desesperanza y emprendieron el viaje ¿qué podían perder? Supongo que empezaron su viaje en soledad, tachados de locos y como siempre pasa, en el camino se encontraron y se dieron cuenta de que había otros como ellos porque en realidad nunca estamos solos, ni en la desesperanza, ni en la locura, pero sólo los que se mueven se encuentran.

¿Te ha pasado? ¿has visto la estrella? ¿crees que es una locura seguirla? ¿hay algo que ronda tu corazón y prefieres ignorarlo? Esa estrella no es otra cosa que el mismo Dios que te habla y te busca en medio de la oscuridad para motivarte a salir de donde estás, para que puedas llegar a ese lugar donde podrá revelarse ante ti y mostrarte todo su amor; a ese lugar donde no hay más sombras, donde podrás alcanzar lo que anhela tu corazón. Recuerda que todo lo que anhelas en tu alma ha sido inspirado por Dios para darte aquello que te hará feliz, pero tú tienes que recorrer el camino hacia él, tú tienes que salir y emprender el viaje.

Se que da miedo, que muchas veces pensamos que no tendremos la fuerza o que nos perderemos en el camino pero confía, Dios no te abandona. Puede ser que en algún momento te pase como a los reyes y la estrella se te pierda por un momento; a veces el miedo a caer y a perdernos, nos hace caminar mirando el suelo, bajar la mirada el cielo y cuando volteamos de nuevo hacia arriba ya no vemos la estrella y perdemos el rumbo, nos encontramos con situaciones engañosas que buscan alejarnos del camino o aprovecharse de nuestra confusión y por un rato volvemos a la oscuridad pero si eso te pasa no temas, la estrella sigue ahí, tan sólo sigue adelante, no te rindas y cuando menos lo esperes volverá a aparecer y podrás encontrar de nuevo la ruta correcta.

Sigue adelante, si te cansas espera un poco, descansa, si tienes que volver atrás para rectificar el camino, hazlo, si te caes levántate pero ¡no te rindas! Aunque tardes el destino es maravilloso, allá en Belén te espera ese niño que llenará tu corazón, él es el mismo Dios que se despojó de todo su poder y su magnificencia simplemente para acercarse y dejarse abrazar por ti sin asustarte, sin presionarte, para que supieras que lo único que espera de ti es tu amor. Cuando lo encuentres deja que su sencillez, su ternura te de exactamente aquello que necesitas para volver a casa, haz como los reyes y regresa por otro camino, ya no por el camino de la desesperanza y la tristeza sino por el camino de la fe, de la esperanza y del amor para que otros a su vez puedan animarse también a seguir su estrella y dejar atrás la oscuridad.

¡Levántate y síguela, esa estrella es para ti! ¡lo mejor está por venir!





153 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Renacer

Publicar: Blog2_Post
bottom of page