top of page

¿Tienes miedo a la muerte?

¿Tienes miedo a la muerte? ¿Te atemoriza pensar en tu propia muerte o en la muerte de alguien que amas? La mayor parte de la gente responde que sí, no es extraño temerle a la muerte pero te has preguntado ¿por qué? El miedo es una emoción, que como todas las demás emociones no es bueno ni malo, lo que es importante es saber qué hacer con él, es no permitir que nos detenga o se convierta en un obstáculo en nuestra vida y para eso creo que lo primero que podemos hacer es responder esa pregunta ¿por qué le temo a la muerte?

Yo también, como la mayoría, le tenía miedo hasta que me la encontré de frente y la conocí cuando murió una de las personas que más he amado en esta vida, aunque ya la había visto antes cuando murieron mis abuelos y mi padre, nada pudo compararse a ver morir a mi compañero de vida, eso fue como si me arrancaran la mitad de mi corazón de tajo y sin piedad. La muerte se presentó ante mí cuando menos la esperaba y cuando la miré a los ojos sorprendentemente no sentí miedo ¿por qué? Creo que fue porque cuando mi esposo murió sentí como si un enorme globo lleno de amor se reventara y se derramara sobre mí y sobre todo lo estaba cerca, sentía en mi corazón un enorme dolor pero fui testigo de como el amor que siembras en vida florece cuando mueres; dicen que en la vida recoges lo que siembras pero aunque hay una parte que te tocará recoger a ti en esta vida hay otra parte que florece hasta que mueres y que les tocará cosechar a los que amas ¡que enorme regalo! En ese sentido es necesario morir para trascender, la muerte del cuerpo no es el fin, es tan solo la puerta que nos lleva a continuar nuestra existencia.

Porque a fin de cuentas ¿Qué es la muerte? ¿Qué es morir? La muerte es la ausencia de vida, morir es simplemente dejar de vivir pero y ¿Qué es vivir? Vivir es soñar, es creer, es construir, es emprender el camino todos los días, es amar, vivir es dar vida. ¡Cuánta gente muerta en vida vemos a diario! Dice Martín Valverde en una de sus canciones “Quien ha sabido vivir, no le teme a la muerte…” y yo agregaría que la única forma de dejar de temerle a la muerte es dejando de temerle a la vida. Nos preocupamos por la muerte pero poco nos preocupamos por vivir de verdad.

¿Cómo dejar de temerle a la vida? Dejándote amar por Dios. ¡Cristo ha vencido la muerte y te ha regalado la vida! Qué difícil es creer y entender esto cuando pensamos que ese triunfo lo veremos cuando nuestro cuerpo muera, pero no es así. Todos nos sentimos muertos alguna vez en la vida, cuando el dolor, la enfermedad, el desánimo, la traición, la desesperanza, la duda nos asaltan, cuando no nos creemos capaces o cuando nos sentimos víctimas de las circunstancias, en realidad morimos cuando dejamos de creer en la vida, pero yo te digo hoy ¡vive, no te resignes a morir jamás! Esa vida que Jesús conquistó para ti te la puede regalar a diario si tú lo dejas, si te dejas guiar por él, si lo sigues, si simplemente haces lo que él nos enseñó son su vida: amar. Vive cada día sembrando el amor que deseas que cosechen los que te aman cuando tú no estés, vive de forma que sigas dando vida cuando mueras.

Erróneamente pensamos que tenemos una vida hoy y que hay una vida después de la muerte pero no es así Dios nos da una única vida, una sola existencia que empezamos en este mundo y que se continúa cuando nuestro cuerpo deja de funcionar, de lo que vivas ahora depende lo que vivirás entonces. La vida eterna que Dios nos promete empieza hoy y llegará a su plenitud después pero en realidad sólo muere el que renuncia a la vida, no renuncies tú, la muerte no viene de Dios, él nos creó para vivir no te dejes vencer.

Hoy veo a la muerte como una dulce mensajera que vendrá algún día a tomarme de la mano para ayudarme a continuar viviendo en un lugar más bello que este, que me ayudará a entrar por esa puerta que me permita encontrarme con la fuente del eterno amor y que permita que florezca lo que sembré en este mundo.

¿Cómo quieres que te encuentre la muerte? No se tú, yo simplemente quiero que la muerte me encuentre AMANDO, que la muerte me encuentre VIVIENDO.



219 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Renacer

Publicar: Blog2_Post
bottom of page